Muchas personas están demasiado centradas en ejercitar el tren superior, ya que suele ser lo más visible, estético y fácil de entrenar. El problema es que suelen descuidar el tren inferior, dándole poco trabajo y haciendo que se quede muy atrás.

Todos sabemos que entrenar piernas es duro, pero no debemos dejar de hacerlo. Eso es porque tiene múltiples beneficios, como por ejemplo tener más potencia, más equilibrio e incluso ayudarte a meter más kilos en ejercicios del tren superior.

Eso sí, no todo vale a la hora de ejercitar el tren inferior. Por este motivo, vamos a ver cómo ejercitarlo de la forma correcta.

Los mejores ejercicios para el tren inferior

Ejercicios aeróbicos

Los ejercicios aeróbicos son ideales para comenzar a entrenar las piernas. Además de ser de bajo impacto, ayudan a fortalecer el tren inferior, además de mejorar nuestras capacidades aeróbicas. Ayudará a bombear más sangre a la zona, a endurecer las piernas y a aumentar tu resistencia y capacidad pulmonar.

Lo típico suele ser salir a correr o andar en bici, aunque dependemos de las inclemencias meteorológicas. El día que llueva va a ser realmente molesto hacer ejercicio, algo que provoca que algunas personas lo acaben dejando.

Por ello, es mejor opción hacer spinning, ya que se suele hacer en interiores y tiene múltiples beneficios. Podrás agrandar tu corazón, tener el tren inferior tonificado, quemar grasas y también tonificar ligeramente el tren superior.

Aunque casi todos los gimnasios suelen ir equipados con este tipo de máquinas, el confinamiento ha cerrado algunos, además de que es algo incómodo entrenar con mascarilla. Por ello, siempre puedes hacerlo en tu casa consiguiendo una bicicleta para spinning. Las bicicletas indoor son perfectas para la musculatura del tren inferior, siendo una de las mejores inversiones que podrás hacer.

Ejercicios anaeróbicos para el tren inferior

Si quieres unas piernas potentes, no puedes dejar de lado los ejercicios anaeróbicos y el trabajo de fuerza. El trabajo cardiovascular está bien, pero no te será suficiente si quieres unas piernas grandes y musculadas. Además, una pierna fuerte garantiza un mejor rendimiento en ejercicios multiarticulares como el press de banca, aunque parezca raro.

En este caso, no pueden faltar los ejercicios básicos como la sentadilla en peso libre, siempre que se haga con buena técnica y con un peso que se pueda manejar. En el caso de que esté bien hecha, podrás trabajar todo el tren inferior, conseguir buena potencia e incluso aumentar de forma natural los niveles de hormona del crecimiento.

El peso muerto también es imprescindible para ganar masa muscular, aunque sí quieres enfocarte exclusivamente en las piernas deberás hacer alguna de sus variantes. Por ejemplo, el peso muerto rumano trabaja mucho el tren inferior, aunque debe hacerse con la técnica correcta.

Finalmente, puedes meter ejercicios complementarios como el hip thrust, las extensiones de cuádriceps o las zancadas. Todos ellos ayudarán a ganar masa muscular en el tren inferior y a trabajar los músculos que tengamos rezagados.

Eso sí, en cualquier caso se debe trabajar en los rangos de repeticiones adecuados, con buena técnica y siguiendo una progresión de fuerza. Recuerda que el músculo necesita estímulos para poder crecer. Además, recuerda comer correctamente y descansar, tanto para el ejercicio cardiovascular como para el trabajo de fuerza.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad
A %d blogueros les gusta esto: