Natación es uno de los deportes más completos, que además impacta muy poco en las articulaciones. Su práctica ayuda a quemar calorías, aumentar la coordinación y la flexibilidad. Pero muchas veces olvidamos que también sirve para ganar masa muscular.

Existen diferentes estilos de natación que potencian diferentes grupos de músculos para avanzar a través del agua. En general, los que intervienen son los cuádriceps, tibiales e isquiotibiales. También los bíceps y tríceps, los pronadores y los supinadores.

Los músculos de la espalda también trabajan, entre ellos se encuentra el trapecio, dorsal y deltoides. Y por supuesto, los músculos abdominales y pectorales. Tampoco se salva el cuello, puesto que entrenamos el músculo esternocleidomastoideo.

Cómo practicar natación para ganar masa muscular

Practicando este deporte podrás hacer crecer tu musculatura, para lograrlo tienes que buscar aumentar la intensidad y velocidad del entrenamiento. Algunas veces, será necesario agregar algún instrumento que aporte dificultad y otras seguir un entrenamiento de fuerza de manera paralela en un gimnasio.

Alternar ritmos de entrenamiento

Como en todo deporte, cuando uno entrena a una misma velocidad e intensidad el cuerpo se acostumbra. Lo que debemos buscar si queremos que nuestros músculos crezcan es variar los diferentes ritmos de los estilos.

Una manera de lograrlo es incluir intervalos cortos con alta velocidad en un tramo largo. La otra es realizar vueltas cortas a máxima velocidad con descansos cortos entre cada vuelta. La tercera de ellas es ir aumentando la velocidad paulatinamente en cada vuelta.

Variar estilos de natación

Para lograr un aumento muscular armonioso, además de la velocidad, también tienes que variar el estilo que elijas para nadar. Porque cada uno de ellos esfuerza un grupo más que otro. Por lo tanto, se recomienda realizar 2 o 3 largos y cambiar por otro estilo.

Natación

Agregar peso o dificultad

Otra forma de entrenar para ganar músculo es agregar una dificultad al nadar un estilo. Por ejemplo, puedes nadar algunas vueltas sin mover las piernas, de esta manera aumentará el esfuerzo en los tríceps y bíceps.

En cambio, si nadas con un tablón de caucho en las manos, aumentarás la intensidad de trabajo en la pierna. Otros accesorios que puedes sumar a tu entrenamiento para aumentar la masa muscular es el pullbuoy y las palas de natación.

Grupo de músculos que intervienen en cada estilo de natación

Estilo crol o libre

Practicando este estilo entrenas la mayoría de los músculos. Es decir, el grupo de músculos dorsales, abdominales, de espalda, de hombros y pectorales. Sin embargo, el mayor esfuerzo lo realizan los músculos de la pierna, bíceps y tríceps.

Estilo mariposa

Este estilo es mucho más preciso que el estilo libre y exige un mayor esfuerzo del grupo muscular de la cadera y espalda.

Estilo pecho

Al practicar estilo pecho, nuestro cuerpo ejercita todos los músculos del cuerpo. Sin embargo, los que más se esfuerzan son los músculos del torso y espalda.

Estilo Espalda

En este estilo de natación, trabaja el mismo grupo de músculos que el estilo pecho. Es decir, los músculos de la espalda y el torso.

 

A %d blogueros les gusta esto: