Es probable que aunque conozcas la multitud de beneficios que tiene hacer ejercicio físico de forma regular. Sin embargo, puede que si sufres de rosácea renuncies a practicarlo por temor a que agrave tus síntomas. Aunque siempre puedes comprar cremas para la rosácea para aliviar los brotes, este tipo de preocupación es normal.

Según una encuesta publicada en 2013 en la revista Rosacea Review, el boletín de la Sociedad Nacional de Rosácea (National Rosacea Society o NSR), más del 80% de las personas con rosácea afirmaron que el ejercicio les había irritado la piel en algún momento.

Pero aunque el esfuerzo excesivo puede causar síntomas de rosácea, como brotes de piel roja, hinchazón y granos, no puedes dejar de hacer ejercicio. Por eso, en el artículo de hoy queremos tratar este tema, para aclarar todas las dudas que puedas tener respecto a tener rosácea y hacer ejercicio intenso, como el que se hace en un gimnasio.

Qué es la rosácea y cómo puede ser afectada por el ejercicio

La rosácea es una afección cutánea de larga duración que afecta principalmente a la cara. Es más frecuente en mujeres y personas de piel clara, pero los síntomas pueden ser peores en los hombres.

Su tratamiento incluye la aplicación de cremas que ayudan a aliviar los síntomas, por eso procura tener siempre a mano alguna de ellas, para lo cual puedes comprarlas en una farmacia online, para mayor comodidad.

Los primeros signos de rosácea son el enrojecimiento en la nariz, las mejillas, la frente, la barbilla, el cuello y el pecho, que aparece y desaparece y suele durar unos minutos cada vez; también puedes sentir la cara caliente, tibia o dolorida. Es común sentir escozor al utilizar agua o ciertos productos para el cuidado de la piel.

No se sabe qué causa la rosácea, pero algunas cosas pueden empeorar los síntomas. Algunos desencadenantes frecuentes de la rosácea son: el alcohol, las comidas picantes, las bebidas calientes, la luz solar, las temperaturas frías o calientes, el estrés y el ejercicio intenso.

Como la rosácea es una enfermedad en la que la inestabilidad de los vasos sanguíneos provoca sofocos y rubor, cuando se practica ejercicio, estos vasos inestables se dilatan aún más, lo que provoca un enrojecimiento aún mayor.

Beneficios del ejercicio para la salud en general y para la piel

Hacer ejercicio de manera habitual tiene multitud de beneficios para la salud. Por todos es sabido, que visitar un gimnasio regularmente ayuda, no solo a mantener un peso sano, sino que también previene y combate algunas enfermedades como la diabetes tipo 2, la depresión, también reduce los niveles de colesterol y de triglicéridos.

En cuanto al aspecto mental, pasar unas horas en el gym hace que se estimulen varios químicos cerebrales que pueden hacer que te sientas más feliz, más relajado y menos ansioso. Eso hace que puedas dormir mejor, por lo que es un remedio contra el insomnio. Al mismo tiempo, al mejorar físicamente, también aumenta la autoconfianza.

A parte de todos estos beneficios para la salud, ejercitarte también mejora el estado de la piel. Con la actividad física se aumenta la producción de colágeno, por lo que notarás como tu piel se estira y aparecen menos arrugas, al mismo tiempo, esta sustancia también hace que las heridas sanen antes. Por otro lado, hacer ejercicio hace que la sangre se oxigene, lo que se traduce en una piel más brillante y jugosa.

Sin embargo, como apuntamos anteriormente, si se sufre de rosácea, la actividad física intensa puede ser perjudicial. ¿Esto significa que quienes tienen rosácea no deben hacer ejercicio o no pueden ir al gimnasio? La respuesta es no. Ejercitarse tiene demasiados beneficios que no se pueden ignorar aun cuando se padece esta enfermedad. Por eso, a continuación hemos recogido una serie de consejos para que puedas ir al gym aun teniendo rosácea.

Consejos para hacer ejercicio con rosácea

De acuerdo con la encuesta de la Sociedad Nacional de Rosácea antes mencionada, el 62 % de los encuestados dijo que unas simples modificaciones en su rutina de ejercicio redujeron los síntomas de la rosácea.

Para poder ejercitarte sin temor a un brote severo, puedes probar con las siguientes pautas, pero ten en cuenta que no le funcionan a todo el mundo, y que siempre es recomendable consultar con un dermatólogo para conseguir consejos personalizados.

1. Haz ejercicios cortos en lugar de sesiones largas de entrenamiento

El NRS recomienda hacer ejercicio en segmentos de 15 minutos espaciados a lo largo del día, en lugar de un entrenamiento continuo de 45 minutos. Así obtendrás los beneficios del ejercicio, reduciendo las posibilidades de sobrecalentamiento y enrojecimiento de la piel.

2.  Realiza la actividad por la mañana temprano o bien tarde

Las personas con rosácea son más sensibles al calor asociado con los rayos UV, esto puede causar vasodilatación adicional y hacer que la piel parezca más roja. Si vas a hacer ejercicio al aire libre, evita el sol realizándolo en las primeras horas de la mañana o de la noche.

3. No hagas ejercicio en una habitación cerrada

Tendrás que asegurarte de que la habitación tenga aire acondicionado o ventilación, para evitar el sobrecalentamiento. También puedes encender un ventilador o abrir bien las ventanas para crear una corriente de aire cruzada.

4. Mantente hidratado

Sudar ayuda a disipar el calor del cuerpo, pero si estás deshidratado no podrás hacerlo lo suficiente. La famosa Clínica Mayo recomienda beber agua antes, durante y después de los entrenamientos va a evitar la deshidratación.

5. No dejes que tu cuerpo se sobrecaliente

Usar demasiada ropa al hacer ejercicio puede provocar sobrecalentamiento. Elige la ropa de entrenamiento adecuada, recomienda la Academia Americana de Dermatología. El NRS recomienda colocar una toalla fría alrededor del cuello para mantenerse fresco.

Rosácea y gym: Conclusión

En definitiva, no debes dejar que la rosácea dicte tu mundo o te impida hacer el ejercicio que te hace sentir bien. Recuerda: las mejores cremas para la rosácea pueden ayudarte con los síntomas, y siguiendo los consejos descritos anteriormente podrás salir del gimnasio con una piel feliz y saludable.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Ver
Privacidad
A %d blogueros les gusta esto: