El cuerpo humano necesita energía para realizar todas sus funciones, y la glucosa es el combustible que le permite lograrlo. La misma se obtiene a través de la alimentación y representa nuestra fuente de energía principal. Pero en presencia de la diabetes este proceso se ve alterado.

¿Qué es la diabetes?

Es una condición en la que los niveles de glucosa en la sangre sobrepasan los niveles normales, y con el pasar del tiempo provoca daños al organismo. Se considera normal un valor de glucosa en ayunas que no supere los 100mg/dl, de ahí hasta los 125 mg/dl se considera glucemia basal alterada y de 126g/dl en adelante hablamos de un paciente diabético.

El resultado de esta enfermedad es la subida de glucosa en la sangre, y de ser brusca y repentina causa los siguientes síntomas:

  • Deseos de orinar constantes
  • Excreción abundante de orina durante la micción y con olor a acetona
  • Necesidad exagerada de tomar agua
  • Necesidad incontenible de consumir alimentos al punto de no poder contenerse
  • Cansancio y molestias para respirar aun sin haber realizado actividad física
  • Aliento desagradable y con olor a acetona, lo que se conoce como halitosis cetósica

En estos casos la persona debe acudir al medico inmediatamente para evitar una descompensación diabetica, una condición severa que puede ser mortal. Por otro lado, mantener valores altos de azúcar en sangre aunque no se presenten subidas bruscas, puede causar con los años enfermedades del corazón y derrame cerebral. 

Algunos datos de interés:

  • Es una enfermedad crónica para la cual aún no existe cura
  • Solo un médico puede diagnosticar la su presencia
  • Es indolora y se toma un largo tiempo en manifestarse en el organismo
  • El paciente diabético debe someterse a controles individualizados y mejorar su estilo de vida

glucosa

Diabetes tipo 1

Anteriormente conocida como diabetes insulino dependiente o juvenil, es una condición en la que el páncreas no produce la cantidad de insulina necesaria o lo hace en menor cantidad. Es común en niños y personas jóvenes pero también se puede presentar a cualquier edad.

Características:

  • Se presenta generalmente antes de los 30 años de vida
  • En la mayoría de los casos es más frecuente en varones
  • Su forma de aparición es brusca y repentina
  • No está relacionada al sobrepeso y puede surgir en personas con peso normal
  • La producción de insulina por parte del páncreas disminuye drásticamente pudiendo llegar a ser nula por lo que la persona se convierte en un insulina dependiente
  • Solo en una pequeña minoría de casos se manifiesta por herencia genética

Diabetes tipo 2

Previamente se le conocía como diabetes no insulino dependiente o del adulto. Se caracteriza por la incapacidad del cuerpo de usar la insulina eficazmente. Es la forma más común de la enfermedad.

Sucede por la resistencia a la insulina, una condición en la que los músculos, las células grasas y el hígado no usan la insulina en forma correcta.

Características:

  • Suele aparecer pasados los 30 años
  • Hay mayor incidencia en mujeres
  • Se manifiesta en forma lenta y progresiva
  • Por lo general se manifiesta en personas con un índice de masa corporal aumentado y con vidas sedentarias
  • La producción de insulina por parte del páncreas continua normal y en algunos casos se ve aumentada
  • Los pacientes con esta condición no se vuelven dependientes de la insulina al menos durante los primeros años
  • Se asocia a una herencia genética, siendo este un motivo de alerta que se debe considerar para evitar la llegada o retrasar la enfermedad.

Es indispensable que las personas realicen algún tipo de actividad física, incluso si nunca lo han hecho. Hay rutinas creadas para principiantes, en las que se desarrolla la actitud física en forma progresiva.

Diabetes gestacional

Se manifiesta durante el embarazo y sus efectos son los mismos que en los otros tipos. Las madres que presentan la condición deben controlar sus niveles de glucosa para evitar daños a su propia salud y la del bebé.

Es común que se presente por los cambios hormonales durante el embarazo, y en algunas ocasiones se asocia al sobrepeso. Para prevenirla se recomienda mantener el peso ideal y una vida físicamente activa antes y durante el embarazo.

Prediabetes

Es una condición en la que las personas presentan valores de glucosa en sangre superiores a lo ideal sin llegar a ser consideradas diabéticas.

La persona con prediabetes es más propensa a presentar diabetes tipo 2 y otras enfermedades graves. Lo cual es un hecho alarmante, considerando que muchas personas la presentan y no lo saben. Es por esto que se hace necesario concienciar a la población a efectuar controles preventivos midiendo sus niveles de azúcar periódicamente.

Causas de la diabetes

Las causas de la diabetes tipo 1 aún son desconocidas, sin embargo, se piensa que se debe a trastornos del sistema inmunitario en los que el cuerpo se ataca así mismo, dañando las células productoras de insulina. Esto puede ser genético o producto de algunos virus.

La aparición de la diabetes tipo 2 se asocia al sobrepeso y la escasa actividad física, la influencia genética también es un factor de riesgo, con frecuencia los antecedentes familiares y el grupo racial intervienen en la aparición de esta enfermedad.

insulina

Otras causas que pueden desencadenar la enfermedad

La acumulación excesiva de hierro en la sangre y la fibrosis quística también pude causar daños al páncreas afectando la producción de insulina. Así mismo, las mutaciones genéticas pueden ser causantes y las mismas pueden ser transmitidas de padres a hijos o surgir en forma espontánea.

Las enfermedades del páncreas como la pancreatitis, cáncer o traumatismos pueden alterar su funcionamiento. De igual forma, tener que extirpar el páncreas trae consigo la enfermedad como consecuencia inmediata.

Si hay excesos en la producción de cortisol, la hormona del crecimiento o la hormona tiroidea se puede generar resistencia a la insulina.

Algunos medicamentos pueden alterar la producción de insulina o afectar su funcionamiento, entre estos tenemos anticonvulsivos, medicamentos psiquiátricos, la niacina, la pentaminida, algunos diuréticos, medicamentos indicados para tratar el Virus De Inmunodeficiencia Humana (VIH) y medicamentos antirechazo para evitar el rechazo de órganos después de un trasplante.

Tratamientos

La medicina que se indica va a depender del tipo de la enfermedad y otros aspectos como otros problemas de salud, la efectividad del medicamento y los hábitos de vida del paciente.

Para la diabetes tipo 1 el paciente debe inyectarse insulina al no poder producirla naturalmente.

Para la diabetes tipo 2 se recomienda mejorar la alimentación y mantener una vida activa. De ser necesarios los medicamentos se receta insulina y otros medicamentos orales para mantener estables los niveles de glucosa en sangre. De ser el caso, también se indican medicinas para la perdida de peso.

Para la diabetes gestacional se recomienda alimentación sana y ejercicio regular, si aún necesita medicina el médico receta insulina y medicamentos para la glucosa que no afecten el desarrollo del embarazo.

Cuando el ejercicio, la dieta y las medicinas no son suficientes se puede acudir a la cirugía bariátrica, tras la cual, el paciente mejora su resistencia a la insulina gracias a la pérdida de peso.

Factores de riesgo

Las personas que presentan alguno de los factores de riesgo descritos a continuación deben monitorear sus niveles de glucosa al menos una vez al año.

  • Presencia de prediabetes siendo este el factor más determinante
  • El sedentarismo, obesidad y sobrepeso
  • Parentesco en primer grado con personas diabéticas
  • Mujeres que han tenido diabetes gestacional
  • Mujeres que han dado a luz bebes con pesos superiores a 4 kilogramos
  • Hipertensión
  • Mujeres con ovarios poliquitiscos
  • La soledad
  • Las personas mayores de 45 años aun cuando no estén presentes otros factores
  • Enfermedades cardiovasculares

Prevención de la diabetes

La prevención comienza por un chequeo regular, así que se recomienda hacerlo periódicamente y más si se presenta algún factor de riesgo.

Los hábitos de vida saludables retardan y evitan la aparición de la enfermedad, por lo que siguiendo estas recomendaciones podrás disfrutar de un nivel de vida normal.

  • Evitar la obesidad y el sobrepeso lo cual se puede lograr con una vida activa
  • Hacer actividad física en forma regular
  • Mantener siempre el peso ideal
  • Controlar tu tensión, algo que puedes hacer con este aparato
  • Seguir una dieta especifica orientada a controlar la glucosa
  • Consumir dietas sanas y equilibradas que brinden los nutrientes necesarios
  • Controlar el consumo de grasas saturadas, el cual no debe sobrepasar el 10% de las calorías diarias ingeridas, mientras que el consumo total de grasas no debe ser mayor al 30%.
  • Evitar el tabaco y el consumo de alcohol en exceso.
  • Aprender a manejar el estrés, y trabajar en la resolución oportuna de los problemas, ya que las preocupaciones y enojos elevan los niveles de azúcar en la sangre
  • Mantenerse rodeado de personas entusiastas que te motiven a dar más cada día en pro de tus metas.

Siguiendo estas recomendaciones puedes prevenir y controlar la diabetes. Recuerda que una vida activa y una alimentación equilibrada son la clave para mantenerte saludable.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad
A %d blogueros les gusta esto: