Uno de los deportes de combate más completos que existen es el Muay Thai. Todos recordamos las míticas películas de Ong Bak, donde se mostró la eficacia de este arte marcial que combina las patadas, los puñetazos, las rodillas y por supuesto los famosos codos.

A pesar de ser considerado una de las disciplinas de artes marciales más duras, todo el mundo puede empezar a practicarlo. Y precisamente de eso es lo que vamos a hablar hoy, explicándote primero las razones para apuntarte y segundo los pasos que tienes que dar para dominarlo.

¿Por qué practicar Muay Thai?

Como predecesor del Muay Boran, los beneficios del Muay Thai son bastante significativos. Te ayudará a potenciar tu condición física, incluyendo la fuerza, la agilidad y también la coordinación de movimientos y el equilibrio. Además, se puede combinar perfectamente con el entrenamiento de pesas.

Para la salud también tiene numerosos beneficios. Al tratarse de un ejercicio exigente físicamente, ayudará a definir, quemando toda la grasa debido a su intensidad y ayudándote a perder peso de forma saludable. Además, mejora la salud cardiovascular, la capacidad aeróbica y es muy divertido, ayudando a liberar estrés y adrenalina al practicarlo.

Finalmente, te dará unas habilidades únicas en la lucha, las cuales puedes usar para ser un buen luchador de artes marciales mixtas. Si lo aprendes adecuadamente, serás uno de los peleadores más completos. Eso sí, recuerda utilizar el gran poder con responsabilidad y sólo usarlo como defensa o en una competición reglada, evitando las peleas en la calle.

Pasos para aprender este arte marcial

Si ya te has convencido en aprender Muay Thai, es hora de pasar a la acción y entrenar. Aprenderás disciplina, conocerás gente y conseguirás de paso un gran físico.  Antes de comenzar, debes tener en cuenta algunos puntos.

Consigue la indumentaria adecuada

Esta disciplina de combate  requiere ropa cómoda para practicarla, además de protectores para las diferentes partes del cuerpo. Esto incluye pantalones de Muay Thai, guantes o tibiales de Muay Thai. Tampoco debes olvidar tu protector bucal o incluso un casco para la cabeza. Es importante comprar indumentaria de calidad, especialmente los tibiales y los guantes, los cuales te protegerán a ti y también a tu oponente. También asegúrate de conseguir pantalones de calidad, que permitan el movimiento libre y cómodo, permitiéndote lanzar patadas altas y saltar sin problemas.

Aprende los ejercicios y posiciones básicas

Lo primero para entrenar Muay Thai es conocer su postura de combate, la cual te ayudará a mantener la posición, golpear más fuerte y protegerte del oponente. Como un vídeo vale más que mil palabras, mira este vídeo para aprender la guardia correcta.

Después, debes aprender las técnicas básicas, empezando por el puñetazo. Muchas personas no tienen experiencia y ni siquiera han tenido una pelea, así que su deber es empezar por lo básico. De nuevo, es mejor ver un vídeo que explicarlo con palabras por su complejidad.

Una vez que lo domines, ya podrás pasar a dar pequeñas patadas y a usar los codos. Además, no olvides realizar un buen calentamiento antes de comenzar, el cual debe contener movilidad articular y ejercicios de preparación aeróbica.

Busca un entrenador de Muay Thai

Aunque puedas aprender algunas cosas básicas por tu cuenta, para dominar este arte marcial necesitas practicar con otras personas. Solamente las personas son capaces de devolver los golpes, así que necesitas compañeros para tener una experiencia de aprendizaje real.

Además, para dominarlo necesitarás un entrenador de Muay Thai que sea especialista en este arte marcial. Solamente él es capaz de enseñarte las técnicas avanzadas y de controlar tu progreso. Dependiendo de donde vivas, podrás encontrar un gimnasio de Muay Thai o no, aunque cada vez está más extendido en España. Puedes encontrarlo fácilmente en ciudades como Madrid, Barcelona, Sevilla, Valencia, Granada, Murcia, Tenerife o Zaragoza. Además, también lo hay en ciudades más pequeñas como Palencia o Burgos, estando presente incluso en pueblos pequeños. Si no hay un gimnasio en tu ciudad, plantéate la idea de desplazarte, ya que es algo que merece la pena.

Ten paciencia

Aprender y dominar un arte marcial lleva mucho tiempo, así que no tengas prisa. Lo importante es seguir las indicaciones del entrenador y tener paciencia. No lo vas a dominar en unas pocas clases, pero lo acabarás dominando en unos pocos años si eres constante.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Ver
Privacidad
A %d blogueros les gusta esto: